text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

4 consejos para lograr el éxito tras ser rechazado por un master

      
<p style=text-align: justify;>Si terminaste la universidad, tal vez manejes la posibilidad de realizar un Master. ¿Y por qué no en una de las universidades de <strong><a href=https://www.harvard.edu/ target=_blank>Harvard</a></strong>, <strong><a href=https://www.stanford.edu/ target=_blank>Stanford</a></strong>, o <strong><a href=https://www.yale.edu/ target=_blank>Yale</a></strong>? El miedo al rechazo, es lo que a muchos los frenan antes de siquiera pensar en la posibilidad de postularse.  <strong>Conoce cómo superar el rechazo, ya sea para estar precavido o para superarlo si tu solicitud fue rechazada</strong>.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;><strong> Lee también:</strong></p><p style=text-align: justify;><a style=color: #ff0000; text-decoration: none; title=Conoce las universidades que eligen las personas más adineradas del mundo href=https://noticias.universia.com.do/en-portada/noticia/2014/11/03/1114342/conoce-universidades-eligen-personas-adineradas-mundo.html>» <strong>Conoce las universidades que eligen las personas más adineradas del mundo</strong></a>  </p><p style=text-align: justify;><a style=color: #ff0000; text-decoration: none; title=República Dominicana tiene cuatro de las 300 mejores universidades del continente href=https://noticias.universia.com.do/en-portada/noticia/2014/11/10/1114706/republica-dominicana-cuatro-300-mejores-universidades-continente.html>» <strong>República Dominicana tiene cuatro de las 300 mejores universidades del continente</strong></a>  </p><p style=text-align: justify;><a style=color: #ff0000; text-decoration: none; title=¿Quieres realizar un diplomado en Administración de Redes Sociales? href=https://noticias.universia.com.do/en-portada/noticia/2014/08/13/1109685/quieres-realizar-diplomado-administracion-redes-sociales.html>» <strong>¿Quieres realizar un diplomado en Administración de Redes Sociales?</strong></a> </p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>El rechazo es difícil de manejar. Puede hacerte sentir que no eres lo suficientemente bueno para ese lugar y sus estándares. Según el legendario inversionista Warren Buffett, él vivió el rechazo en carne propia cuando no logró que aceptaran su solicitud en la Escuela de Negocios de Harvard, por ser considerado muy joven. ¿Lo positivo? alcanzó el éxito a pesar de esta situación, lo que demuestra que<strong> los departamentos de admisión de las universidades pueden equivocarse, y su decisión no determina el futuro de una persona</strong>.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Lo que hay que tener presente es que para tener la chance de quedar seleccionado, hay que arriesgarse y enviar la postulación. Para ello <strong>hay que estar dispuesto a esforzarse  en la elaboración de la aplicación, lo cual supone invertir tiempo, estudio, investigación</strong>, y el riesgo a no ser aceptado.</p><p style=text-align: justify;> </p><h3 style=text-align: justify;>1.  Analiza qué pudiste haber hecho mal</h3><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>No basta con preguntártelo una y otra vez y no obtener respuesta alguna. <strong>Tienes que analizar realmente en qué pudiste fallar</strong>. Para ello no esperes que venga alguien y te diga por qué no entraste, sino que fíjate en los detalles, como si el nivel académico de los que quedaron estaba muy por encima del tuyo en cuanto a notas, o si por el contrario, la diferencia se encuentra en la calidad de los ensayos. También piensa en tus cartas de recomendación, y en cómo describiste tus aptitudes, tal vez pequeñas carencias llevaron a un todo.</p><p style=text-align: justify;> </p><h3 style=text-align: justify;>2.   Aumenta tu espectro de universidades posibles</h3><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Tal vez no sean tan conocidas pero cuenten con un programa que se aproxime muy de cerca a lo que deseas estudiar. Por eso esfuérzate en buscar nuevas instituciones académicas y ten confianza en ti mismo. <strong>El renombre de la universidad no hace al buen estudiante. Depende de ti y de que te fijes metas y objetivos en la vida</strong>. Averigua la misión y visión de la institución, pide el plan de estudios y arregla una entrevista en la universidad para recorrerla y conocer mejor lo que ofrece.</p><p style=text-align: justify;> </p><h3 style=text-align: justify;>3.  Confía en las segundas oportunidades</h3><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Si realmente crees que es la universidad para ti y no quieres intentar en otro lugar, vuelve a presentarte. Eso sí, demuestra que de un año al otro mejoraste en todos los aspectos posibles. <strong>Tal vez aprovecha ese año entremedio para hacer algún trabajo de voluntariado que los impresione y demuestre que no perdiste el año sin hacer nada</strong>. Si decides esperar algunos años más antes de presentarte, dedícate a crecer en tu trabajo, asumir nuevas responsabilidades y a realizar cursos de capacitación. Vuelve a escribir toda tu solicitud para demostrar que te esforzaste y no te olvides de averiguar si existió algún cambio en los requisitos de un año al otro, no sea cosa que se te pase algún pedido importante.</p><p style=text-align: justify;> </p><h3 style=text-align: justify;>4.   ¿Tu profesión realmente requiere que tengas un máster?</h3><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Muchas veces en el afán por crecer y formarte más sigues en el tren de estudio por toda la vida. Claro que siempre es aconsejable estudiar e informarse, pero tal vez con el grado universitario ya puedas acceder a los trabajos que deseas dentro de lo que hiciste. Así que no es mala idea que intentes postularte a los trabajos, ver si quedas y tal vez decidas replantearte la idea de estudiar un postgrado.</p>
Fuente: Universia

Si terminaste la universidad, tal vez manejes la posibilidad de realizar un Master. ¿Y por qué no en una de las universidades de Harvard, Stanford, o Yale? El miedo al rechazo, es lo que a muchos los frenan antes de siquiera pensar en la posibilidad de postularse.  Conoce cómo superar el rechazo, ya sea para estar precavido o para superarlo si tu solicitud fue rechazada.

 

 Lee también:

» Conoce las universidades que eligen las personas más adineradas del mundo  

» República Dominicana tiene cuatro de las 300 mejores universidades del continente  

» ¿Quieres realizar un diplomado en Administración de Redes Sociales? 

 

 

El rechazo es difícil de manejar. Puede hacerte sentir que no eres lo suficientemente bueno para ese lugar y sus estándares. Según el legendario inversionista Warren Buffett, él vivió el rechazo en carne propia cuando no logró que aceptaran su solicitud en la Escuela de Negocios de Harvard, por ser considerado muy joven. ¿Lo positivo? alcanzó el éxito a pesar de esta situación, lo que demuestra que los departamentos de admisión de las universidades pueden equivocarse, y su decisión no determina el futuro de una persona.

 

Lo que hay que tener presente es que para tener la chance de quedar seleccionado, hay que arriesgarse y enviar la postulación. Para ello hay que estar dispuesto a esforzarse  en la elaboración de la aplicación, lo cual supone invertir tiempo, estudio, investigación, y el riesgo a no ser aceptado.

 

1.  Analiza qué pudiste haber hecho mal

 

No basta con preguntártelo una y otra vez y no obtener respuesta alguna. Tienes que analizar realmente en qué pudiste fallar. Para ello no esperes que venga alguien y te diga por qué no entraste, sino que fíjate en los detalles, como si el nivel académico de los que quedaron estaba muy por encima del tuyo en cuanto a notas, o si por el contrario, la diferencia se encuentra en la calidad de los ensayos. También piensa en tus cartas de recomendación, y en cómo describiste tus aptitudes, tal vez pequeñas carencias llevaron a un todo.

 

2.   Aumenta tu espectro de universidades posibles

 

Tal vez no sean tan conocidas pero cuenten con un programa que se aproxime muy de cerca a lo que deseas estudiar. Por eso esfuérzate en buscar nuevas instituciones académicas y ten confianza en ti mismo. El renombre de la universidad no hace al buen estudiante. Depende de ti y de que te fijes metas y objetivos en la vida. Averigua la misión y visión de la institución, pide el plan de estudios y arregla una entrevista en la universidad para recorrerla y conocer mejor lo que ofrece.

 

3.  Confía en las segundas oportunidades

 

Si realmente crees que es la universidad para ti y no quieres intentar en otro lugar, vuelve a presentarte. Eso sí, demuestra que de un año al otro mejoraste en todos los aspectos posibles. Tal vez aprovecha ese año entremedio para hacer algún trabajo de voluntariado que los impresione y demuestre que no perdiste el año sin hacer nada. Si decides esperar algunos años más antes de presentarte, dedícate a crecer en tu trabajo, asumir nuevas responsabilidades y a realizar cursos de capacitación. Vuelve a escribir toda tu solicitud para demostrar que te esforzaste y no te olvides de averiguar si existió algún cambio en los requisitos de un año al otro, no sea cosa que se te pase algún pedido importante.

 

4.   ¿Tu profesión realmente requiere que tengas un máster?

 

Muchas veces en el afán por crecer y formarte más sigues en el tren de estudio por toda la vida. Claro que siempre es aconsejable estudiar e informarse, pero tal vez con el grado universitario ya puedas acceder a los trabajos que deseas dentro de lo que hiciste. Así que no es mala idea que intentes postularte a los trabajos, ver si quedas y tal vez decidas replantearte la idea de estudiar un postgrado.


Tags:

Lee también

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.