text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Universidad Católica Santo Domingo apoya el emprendeurismo

      
<div align=justify> El emprendedurismo es el motor que impulsa el desarrollo de las naciones. La Universidad Católica Santo Domingo, partiendo de esta realidad, origina su unidad Cre-Acción para fomentar la cultura emprendedora.<br/>  <br/> El conocimiento de la indicada iniciativa de la UCSD se dio a conocer durante un conversatorio sostenido con el ingeniero Orlando Pérez Richiez, director del Programa Nacional de Emprededurismo, quien expuso los detalles de los proyectos  impulsados desde el Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología en apoyo y motivación al espíritu emprendedor de los dominicanos. <br/>  <br/> El ingeniero Pérez Richiez, se refirió a las “Competencias de ideas” y “Competencias de Planes de Negocios”, en el salón oval de la biblioteca del recinto universitario, durante el conversatorio con las autoridades, profesores, personal administrativo y estudiantes de la Universidad Católica Santo Domingo, presentes en el actividad.   <br/>  <br/> En la coordinación de la Unidad  Cre-Acción se encuentra la licenciada Giselle Jiménez, quien también forma parte del equipo docente de la Universidad Católica Santo Domingo, quien también se ha capacitado en talleres, seminarios y otras actividades propias de emprendedores.<br/>  <br/> Se entiende por emprendedurismo la capacidad de iniciar, crear y formar un proyecto a través de identificación de ideas y oportunidades de negocios novedosas, cuyo resultado final es la creación de una nueva empresa o una nueva forma de hacer las cosas.<br/>  <br/> La importancia del desarrollo de la cultura emprendedora radica en que contribuye, en primer lugar, a la creación de empleo y al crecimiento económico de las naciones.  <br/>  <br/> En la historia reciente de la humanidad podríamos hablar de pueblos  que se distinguen  por el espíritu emprendedor que desde décadas atrás exhiben sus condiciones tecnológicas de óptimo desarrollo, unidas estas a los avances en salud, producción agropecuaria, comunicaciones, educación, medios de transportes, combustibles o energía alternativa, entre otros. <br/>  <br/> Entiendo que nuestra misión será inyectar, ponderar, valorar, cultivar, ambientar para que sea posible en lo inmediato el obtener los frutos de Cre-Acción. <br/>  <br/> Al frente de la institución Sembradores Sin Fronteras, organización no gubernamental de desarrollo, de origen catalán, por cierto un pueblo de reconocidas y valiosas características emprendedoras, nos tocó desde año 2001, concretizar una jugada estratégica que habíamos incubado desde los años finales de la década de los noventa, instituir una organización en Europa que en cierta forma apoyara y agigantara la labor iniciada el 20 de abril de 1981 con la obra Sembrador Mañanero, así fue posible originarla. <br/>  <br/> El 9 de enero de 2001 surgió Sembradores Sin Fronteras, Ong., veinte años después de haberse originado el programa radial Sembrador Mañanero, que se convirtió muy pronto en una obra de múltiples dimensiones sociales y apostólicas.   <br/>  <br/> Me siento un heredero y propulsor de la antorcha de ese espíritu emprendedor de Ramón Paradell Robert, mi padre, de quien este domingo 23 de mayo de 2010 se conmemoran veintitrés años de fallecido, o mejor dicho para quienes confesamos la fe cristiana, de haber pasado a la Casa del Padre. <br/>  <br/> Con aquel inmigrante catalán comencé la siembra, con aun en mis manos y las de muchos otros de distintas generaciones se mantiene vigente.  Esto nos permitió trabajar mas de lleno el tema de emprendedores social en España y también en la Republica Dominica, cuando para el año 2007 nos trasladamos de Catalunya para compartir en talleres y charlas el tema “Como Cambiar el Mundo: emprendedores sociales y el poder de las nuevas ideas" del periodista David Bornstein. <br/>  <br/> Este libro de David Bornstein me parece interesante y animador para quienes deciden vencer el mal a fuerza del bien, para quienes disponen de su creatividad y talentos para aportar en ciencia, tecnología, así como para aquellos que deciden hacerlo en actividades de educación, de asistencia o de participación ciudadana que garantice mejores condiciones de vida.<br/>  <br/> El desarrollo del espíritu emprendedor ayuda además a impulsar la competitividad y por ende la productividad de las empresas, ya que la presión ejercida por las nuevas empresas o por las nuevas iniciativas emprendidas por las organizaciones ya existentes fuerzan a sus competidoras a innovar y a mejorar sus procesos.  <br/>  <br/> Entre los objetivos específicos de la unidad Cre-Acción de la UCSD, se persigue:<br/>  <br/> •    Crear, desarrollar y fomentar la cultura de Emprendimiento en la Universidad Católica Santo Domingo<br/> •    Generar e impulsar programas de formación que fomenten y desarrollen las competencias emprendedoras de los y las estudiantes. <br/> •    Convertirse en un instrumento para apoyar y fomentar la creación de empresas <br/> •    Propiciar la formación de los docentes en el área de Emprendedurismo<br/> •    Desarrollar los esquemas curriculares de fomento al emprendedurismo a través de las asignaturas, talleres, diplomados u otras modalidades. <br/> •    Fomentar y fortalecer las relaciones y los vínculos interinstitucionales en el tema del Emprendedurismo.<br/> •    Proporcionar las articulaciones y los apoyos de los diferentes entes asociados a lo gubernamental, académico y productivo para las iniciativas y proyectos emprendedores. <br/> •    Facilitar el escenario para la preincubación de empresas y la participación en concursos de ideas y planes de negocios  a nivel nacional.<br/>  <br/> Cre-Acción ofrece también servicios en orden a la sensibilización y motivación de la cultura emprendedora, orientación en iniciativas emprendedoras, formación en gestión empresarial. <br/>  <br/> Cre-Acción origina actividades de apoyo al desarrollo de habilidades emprendedoras, asesora y acompaña en la formulación de Planes de Negocios y a los creadores de empresa. <br/> Cre-Acción  actuará en orden al fortalecimiento del entorno para la creación de empresas. Dispondrá de la asesoría para la gestión de recursos con fuentes de financiación. <br/>  <br/> Asimismo la Universidad Católica Santo Domingo y su Unidad Cre-Acción está en la disposición de ofrecer Evaluaciones de Proyectos Empresariales y de brindar acompañamiento en la implementación de Planes Empresariales.<br/>  <br/> Organización de encuentros de lecturas y paneles con los más exitosos emprendedores del país, implementación de programas para la creación de planes de negocios, concurso de ideas y planes de negocios para aquellos estudiantes que quieran llevar sus ideas a la realidad y conexión con diversos grupos y organizaciones de emprendedurismo nacional e internacionalmente,  también forma parte de la oferta de servicios de la Unidad Cre-Acción, en apoyo al espíritu emprendedor desde la Universidad Católica Santo Domingo. <br/>  <br/>  <br/> El cuerpo docente y demás instancias de la Universidad Católica Santo Domingo, con el mismo entusiasmo que los estudiantes,  deberíamos  involucrarnos en asumir un espíritu innovador, creativo, critico, emprendedor. En cierto grado, unos y otros sumaremos todos los esfuerzos para satisfacer requerimientos de la educación que demanda excelencia  en el saber. <br/>  <br/> Con todo lo que nos proporcionan las nuevas tecnologías y lo que en este sentido tenemos a la disposición en nuestra universidad, como por ejemplo las seis salas virtuales o de teleconferencias, no nos será difícil compartir ese saber, esos conocimientos que también desde otras universidades, institutos superiores se convierten en nutrientes nuestros que alimentan la capacidad necesaria para ser emprendedores. <br/>  <br/> La Universidad Católica Santo Domingo crea la unidad de apoyo al espíritu emprendedor, constituyéndose en un desafío de los tiempos. Sepamos que en este camino no importa el fracaso que una y otra vez hayamos podido tener al emprender una actividad, negocio u objeto. Lo más importante es nunca desmayar tras el querer hacer nuevas propuestas, luchar por otros innovadores conceptos de hacer negocio, estructurar algo que solucione un problema, agilice un proceso, cambie una realidad o conformar una acción social, política o ideológica que también transforme la sociedad. Lo más importante es que como emprendedores no renunciemos a nuestros sueños. <br/>  <br/> Enhorabuena, por la decisión de nuestras autoridades universitarias, sobre todo en la persona de su rector magnifico, Rvdo. Padre Doctor Ramón Alonso Beato,  al hacerse realidad la Unidad Cre-Acción.  Nuestro rector,  en el recinto de la Universidad Católica Santo Domingo y en la cotidianidad intelectual o social de la Republica Dominicana, es insigne ejemplo que prestigia estas realidades, constituyéndose para nosotros en un referente emprendedor. <br/><br/><br/> Por Rafael Paradell<br/></div>  <br/><br/>
El emprendedurismo es el motor que impulsa el desarrollo de las naciones. La Universidad Católica Santo Domingo, partiendo de esta realidad, origina su unidad Cre-Acción para fomentar la cultura emprendedora.
 
El conocimiento de la indicada iniciativa de la UCSD se dio a conocer durante un conversatorio sostenido con el ingeniero Orlando Pérez Richiez, director del Programa Nacional de Emprededurismo, quien expuso los detalles de los proyectos  impulsados desde el Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología en apoyo y motivación al espíritu emprendedor de los dominicanos.
 
El ingeniero Pérez Richiez, se refirió a las “Competencias de ideas” y “Competencias de Planes de Negocios”, en el salón oval de la biblioteca del recinto universitario, durante el conversatorio con las autoridades, profesores, personal administrativo y estudiantes de la Universidad Católica Santo Domingo, presentes en el actividad.   
 
En la coordinación de la Unidad  Cre-Acción se encuentra la licenciada Giselle Jiménez, quien también forma parte del equipo docente de la Universidad Católica Santo Domingo, quien también se ha capacitado en talleres, seminarios y otras actividades propias de emprendedores.
 
Se entiende por emprendedurismo la capacidad de iniciar, crear y formar un proyecto a través de identificación de ideas y oportunidades de negocios novedosas, cuyo resultado final es la creación de una nueva empresa o una nueva forma de hacer las cosas.
 
La importancia del desarrollo de la cultura emprendedora radica en que contribuye, en primer lugar, a la creación de empleo y al crecimiento económico de las naciones.  
 
En la historia reciente de la humanidad podríamos hablar de pueblos  que se distinguen  por el espíritu emprendedor que desde décadas atrás exhiben sus condiciones tecnológicas de óptimo desarrollo, unidas estas a los avances en salud, producción agropecuaria, comunicaciones, educación, medios de transportes, combustibles o energía alternativa, entre otros.
 
Entiendo que nuestra misión será inyectar, ponderar, valorar, cultivar, ambientar para que sea posible en lo inmediato el obtener los frutos de Cre-Acción.
 
Al frente de la institución Sembradores Sin Fronteras, organización no gubernamental de desarrollo, de origen catalán, por cierto un pueblo de reconocidas y valiosas características emprendedoras, nos tocó desde año 2001, concretizar una jugada estratégica que habíamos incubado desde los años finales de la década de los noventa, instituir una organización en Europa que en cierta forma apoyara y agigantara la labor iniciada el 20 de abril de 1981 con la obra Sembrador Mañanero, así fue posible originarla.
 
El 9 de enero de 2001 surgió Sembradores Sin Fronteras, Ong., veinte años después de haberse originado el programa radial Sembrador Mañanero, que se convirtió muy pronto en una obra de múltiples dimensiones sociales y apostólicas.   
 
Me siento un heredero y propulsor de la antorcha de ese espíritu emprendedor de Ramón Paradell Robert, mi padre, de quien este domingo 23 de mayo de 2010 se conmemoran veintitrés años de fallecido, o mejor dicho para quienes confesamos la fe cristiana, de haber pasado a la Casa del Padre.
 
Con aquel inmigrante catalán comencé la siembra, con aun en mis manos y las de muchos otros de distintas generaciones se mantiene vigente.  Esto nos permitió trabajar mas de lleno el tema de emprendedores social en España y también en la Republica Dominica, cuando para el año 2007 nos trasladamos de Catalunya para compartir en talleres y charlas el tema “Como Cambiar el Mundo: emprendedores sociales y el poder de las nuevas ideas" del periodista David Bornstein.
 
Este libro de David Bornstein me parece interesante y animador para quienes deciden vencer el mal a fuerza del bien, para quienes disponen de su creatividad y talentos para aportar en ciencia, tecnología, así como para aquellos que deciden hacerlo en actividades de educación, de asistencia o de participación ciudadana que garantice mejores condiciones de vida.
 
El desarrollo del espíritu emprendedor ayuda además a impulsar la competitividad y por ende la productividad de las empresas, ya que la presión ejercida por las nuevas empresas o por las nuevas iniciativas emprendidas por las organizaciones ya existentes fuerzan a sus competidoras a innovar y a mejorar sus procesos.  
 
Entre los objetivos específicos de la unidad Cre-Acción de la UCSD, se persigue:
 
•    Crear, desarrollar y fomentar la cultura de Emprendimiento en la Universidad Católica Santo Domingo
•    Generar e impulsar programas de formación que fomenten y desarrollen las competencias emprendedoras de los y las estudiantes.
•    Convertirse en un instrumento para apoyar y fomentar la creación de empresas
•    Propiciar la formación de los docentes en el área de Emprendedurismo
•    Desarrollar los esquemas curriculares de fomento al emprendedurismo a través de las asignaturas, talleres, diplomados u otras modalidades.
•    Fomentar y fortalecer las relaciones y los vínculos interinstitucionales en el tema del Emprendedurismo.
•    Proporcionar las articulaciones y los apoyos de los diferentes entes asociados a lo gubernamental, académico y productivo para las iniciativas y proyectos emprendedores.
•    Facilitar el escenario para la preincubación de empresas y la participación en concursos de ideas y planes de negocios  a nivel nacional.
 
Cre-Acción ofrece también servicios en orden a la sensibilización y motivación de la cultura emprendedora, orientación en iniciativas emprendedoras, formación en gestión empresarial.
 
Cre-Acción origina actividades de apoyo al desarrollo de habilidades emprendedoras, asesora y acompaña en la formulación de Planes de Negocios y a los creadores de empresa.
Cre-Acción  actuará en orden al fortalecimiento del entorno para la creación de empresas. Dispondrá de la asesoría para la gestión de recursos con fuentes de financiación.
 
Asimismo la Universidad Católica Santo Domingo y su Unidad Cre-Acción está en la disposición de ofrecer Evaluaciones de Proyectos Empresariales y de brindar acompañamiento en la implementación de Planes Empresariales.
 
Organización de encuentros de lecturas y paneles con los más exitosos emprendedores del país, implementación de programas para la creación de planes de negocios, concurso de ideas y planes de negocios para aquellos estudiantes que quieran llevar sus ideas a la realidad y conexión con diversos grupos y organizaciones de emprendedurismo nacional e internacionalmente,  también forma parte de la oferta de servicios de la Unidad Cre-Acción, en apoyo al espíritu emprendedor desde la Universidad Católica Santo Domingo.
 
 
El cuerpo docente y demás instancias de la Universidad Católica Santo Domingo, con el mismo entusiasmo que los estudiantes,  deberíamos  involucrarnos en asumir un espíritu innovador, creativo, critico, emprendedor. En cierto grado, unos y otros sumaremos todos los esfuerzos para satisfacer requerimientos de la educación que demanda excelencia  en el saber.
 
Con todo lo que nos proporcionan las nuevas tecnologías y lo que en este sentido tenemos a la disposición en nuestra universidad, como por ejemplo las seis salas virtuales o de teleconferencias, no nos será difícil compartir ese saber, esos conocimientos que también desde otras universidades, institutos superiores se convierten en nutrientes nuestros que alimentan la capacidad necesaria para ser emprendedores.
 
La Universidad Católica Santo Domingo crea la unidad de apoyo al espíritu emprendedor, constituyéndose en un desafío de los tiempos. Sepamos que en este camino no importa el fracaso que una y otra vez hayamos podido tener al emprender una actividad, negocio u objeto. Lo más importante es nunca desmayar tras el querer hacer nuevas propuestas, luchar por otros innovadores conceptos de hacer negocio, estructurar algo que solucione un problema, agilice un proceso, cambie una realidad o conformar una acción social, política o ideológica que también transforme la sociedad. Lo más importante es que como emprendedores no renunciemos a nuestros sueños.
 
Enhorabuena, por la decisión de nuestras autoridades universitarias, sobre todo en la persona de su rector magnifico, Rvdo. Padre Doctor Ramón Alonso Beato,  al hacerse realidad la Unidad Cre-Acción.  Nuestro rector,  en el recinto de la Universidad Católica Santo Domingo y en la cotidianidad intelectual o social de la Republica Dominicana, es insigne ejemplo que prestigia estas realidades, constituyéndose para nosotros en un referente emprendedor.


Por Rafael Paradell
 


Tags:

Lee también

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.