text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Investigación sugiere que una pastilla podría prevenir los daños cerebrales

      
<p>Un grupo de científicos médicos de la <strong><a href=https://estudios-internacionales.universia.net/eeuu/universidades/HARVARD/index.html>Universidad de Harvard</a></strong> realizó un experimento en ratones mediante el cual se proporcionó un tratamiento en aquellos roedores que sufrieron grandes conmociones cerebrales, con el objetivo de <strong>ayudar a restablecer la estructura y función cerebral</strong>. Mediante la investigación se podría llegar a un fármaco que provoque lo mismo en los humanos.</p><p> </p><p><span style=color: #ff0000;><strong>Lee también</strong></span><br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=¿Eres investigador? Conoce Innoversia, el primer portal de innovación abierta que conecta a empresas e investigadores href=https://www.innoversia.net/inicio-0.html>» <strong>¿Eres investigador? Conoce Innoversia, el primer portal de innovación abierta que conecta a empresas e investigadores </strong></a></p><p> </p><p>El cerebro de las <strong>personas que sufren de Alzheimer</strong> y de los que padecen una encefalopatía traumática crónica (CTE), una enfermedad neurodegenerativa progresiva que afecta a boxeadores y jugadores de fútbol americano que han recibido muchos golpes, tienen en común los nudos fibrosos de una proteína llamada tau. Es decir, <strong>estos nudos se encuentran en los cerebros de las personas con lesiones cerebrales traumáticas o enfermedad de Alzheimer</strong>.</p><p> </p><p>Hasta el momento se desconocía cómo las lesiones cerebrales traumáticas provocaban estos nudos; pero un reciente estudio llevado a cabo por el equipo científico liderado por el profesor en medicina Kung Ping Lu, asegura que <strong>se ha identificado un precursor de los nudos que podría ser eliminado con una proteína llamada anticuerpo</strong>.</p><p><br/>Para llegar a esta conclusión, los investigadores provocaron una malformación de tau en los cerebros de los ratones luego de recibir un golpe en la cabeza. Luego, comprobaron que <strong>la proteína llamada anticuerpo se adhiere a esta malformación y la “marca” para que el propio cuerpo la elimine mediante su proceso de eliminación de proteínas dañadas</strong>.</p><p> </p><p>El equipo de científicos pudo comprobar que en los ratones que sufrieron graves lesiones cerebrales similares a las que puede sufrir un soldado después de una explosión o un deportista después de recibir un golpe en la cabeza se podía prevenir la neurodegeneración a través del tratamiento ayudando a restaurar su función normal.</p>

Un grupo de científicos médicos de la Universidad de Harvard realizó un experimento en ratones mediante el cual se proporcionó un tratamiento en aquellos roedores que sufrieron grandes conmociones cerebrales, con el objetivo de ayudar a restablecer la estructura y función cerebral. Mediante la investigación se podría llegar a un fármaco que provoque lo mismo en los humanos.

 

Lee también
» ¿Eres investigador? Conoce Innoversia, el primer portal de innovación abierta que conecta a empresas e investigadores

 

El cerebro de las personas que sufren de Alzheimer y de los que padecen una encefalopatía traumática crónica (CTE), una enfermedad neurodegenerativa progresiva que afecta a boxeadores y jugadores de fútbol americano que han recibido muchos golpes, tienen en común los nudos fibrosos de una proteína llamada tau. Es decir, estos nudos se encuentran en los cerebros de las personas con lesiones cerebrales traumáticas o enfermedad de Alzheimer.

 

Hasta el momento se desconocía cómo las lesiones cerebrales traumáticas provocaban estos nudos; pero un reciente estudio llevado a cabo por el equipo científico liderado por el profesor en medicina Kung Ping Lu, asegura que se ha identificado un precursor de los nudos que podría ser eliminado con una proteína llamada anticuerpo.


Para llegar a esta conclusión, los investigadores provocaron una malformación de tau en los cerebros de los ratones luego de recibir un golpe en la cabeza. Luego, comprobaron que la proteína llamada anticuerpo se adhiere a esta malformación y la “marca” para que el propio cuerpo la elimine mediante su proceso de eliminación de proteínas dañadas.

 

El equipo de científicos pudo comprobar que en los ratones que sufrieron graves lesiones cerebrales similares a las que puede sufrir un soldado después de una explosión o un deportista después de recibir un golpe en la cabeza se podía prevenir la neurodegeneración a través del tratamiento ayudando a restaurar su función normal.


Tags:

Lee también

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.