text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Conoce las diferencias entre la universidad y el trabajo

      
<p><strong>Estudiar y trabajar</strong> son dos cosas distintas. Si bien durante la época universitaria nos capacitamos en determinada área en la que nos gustaría trabajar en el futuro, lo cierto es que cuando <strong>ingresamos al mundo laboral</strong> nos damos cuenta de que se trata de dos universos diferentes. ¿Estás en esa transición? Conoce de antemano las <strong>diferencias entre la universidad y el trabajo</strong>.</p><p> </p><p><span style=color: #ff0000;><strong>Lee también</strong></span><br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=Visita nuestro portal de Becas y descubre todas las convocatorias vigentes href=https://becas.universia.com.do/>» <strong>Visita nuestro portal de Becas y descubre todas las convocatorias vigentes</strong></a><br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=Síguenos en Facebook href=https://www.facebook.com/pages/Universia-Rep%C3%BAblica-Dominicana/445903752110737>» <strong>Síguenos en Facebook</strong></a></p><p> </p><p><strong>1 – Las evaluaciones son distintas</strong></p><p>Si bien en el trabajo no te van a poner una nota por la tarea que hayas hecho, de todas formas te van a evaluar. Pero<strong> las evaluaciones en tu trabajo van a ser muy distintas de lo que son en la universidad</strong>. Es decir, no podrás “convencer” a tus jefes con excusas de por qué algo te salió a medias como lo intentabas con tus profesores. En el mundo laboral una tarea está bien o está mal.</p><p> </p><p><strong>2 – El crecimiento está determinado por las capacidades</strong></p><p>Puedes encontrarte en un trabajo donde personas con menos años que tú estén en posiciones más relevantes, y es que en el campo laboral crecer no depende de cuantas velitas hayas soplado, sino que <strong>el crecimiento laboral está ligado a las capacidades que demuestres</strong> así como del aprovechamiento de las oportunidades.</p><p> </p><p><strong>3 – El título universitario no resolverá los problemas prácticos</strong></p><p>Por supuesto que haberte recibido te da muchas ventajas frente a quienes no han terminado una carrera, pero la realidad es que <strong>el título universitario no te garantiza que vayas a saber hacer todo cuando ingreses al mundo laboral</strong>. Hay muchos problemas que se presentan en el campo práctico que no vemos nunca antes de haber trabajado; es decir, que la teoría en la universidad no nos enseña a resolver muchos dilemas del campo laboral.</p><p> </p><p><strong>4 – Preguntar lo que no sabes es la clave</strong></p><p>Durante la época universitaria tal vez muchas veces preferiste “quedarte con la duda” acerca de un tema que no llegaste a comprender del todo, pero si haces lo mismo en el trabajo vas a estar en problemas. Preguntar o investigar acerca de lo que no sabes se vuelve esencial en el mundo laboral, ya que aquí no hay sitio para decir “esto después se resolverá de alguna otra manera”. Asimismo, <strong>debes ser un buen compañero de trabajo y orientar cuando a alguien se le presente una duda</strong>. Cuando hayas aprendido la dinámica de trabajo a la perfección, recuerda que alguien te la enseñó a ti.</p><p> </p><p><strong>5 – Tu jefe no será tu docente</strong></p><p>Si bien como acabamos de mencionar es importante que despejes todas tus dudas, eso es algo que debes hacerlo apoyándote en un buen compañero o en información en internet; pero recuerda que tu jefe no puede ser tu profesor, es decir que<strong> no es la persona quien tendrá el tiempo para enseñarte lo que no sabes</strong>. Claro que podrás encontrarte con jefes que sean verdaderos líderes de los cuales podrás aprender mucho, y debes aprovechar esta oportunidad, pero nunca “pasarte” e ir a consultarle cada duda que podrías despejar sin necesidad de interrumpirle.</p>

Estudiar y trabajar son dos cosas distintas. Si bien durante la época universitaria nos capacitamos en determinada área en la que nos gustaría trabajar en el futuro, lo cierto es que cuando ingresamos al mundo laboral nos damos cuenta de que se trata de dos universos diferentes. ¿Estás en esa transición? Conoce de antemano las diferencias entre la universidad y el trabajo.

 

Lee también
» Visita nuestro portal de Becas y descubre todas las convocatorias vigentes
» Síguenos en Facebook

 

1 – Las evaluaciones son distintas

Si bien en el trabajo no te van a poner una nota por la tarea que hayas hecho, de todas formas te van a evaluar. Pero las evaluaciones en tu trabajo van a ser muy distintas de lo que son en la universidad. Es decir, no podrás “convencer” a tus jefes con excusas de por qué algo te salió a medias como lo intentabas con tus profesores. En el mundo laboral una tarea está bien o está mal.

 

2 – El crecimiento está determinado por las capacidades

Puedes encontrarte en un trabajo donde personas con menos años que tú estén en posiciones más relevantes, y es que en el campo laboral crecer no depende de cuantas velitas hayas soplado, sino que el crecimiento laboral está ligado a las capacidades que demuestres así como del aprovechamiento de las oportunidades.

 

3 – El título universitario no resolverá los problemas prácticos

Por supuesto que haberte recibido te da muchas ventajas frente a quienes no han terminado una carrera, pero la realidad es que el título universitario no te garantiza que vayas a saber hacer todo cuando ingreses al mundo laboral. Hay muchos problemas que se presentan en el campo práctico que no vemos nunca antes de haber trabajado; es decir, que la teoría en la universidad no nos enseña a resolver muchos dilemas del campo laboral.

 

4 – Preguntar lo que no sabes es la clave

Durante la época universitaria tal vez muchas veces preferiste “quedarte con la duda” acerca de un tema que no llegaste a comprender del todo, pero si haces lo mismo en el trabajo vas a estar en problemas. Preguntar o investigar acerca de lo que no sabes se vuelve esencial en el mundo laboral, ya que aquí no hay sitio para decir “esto después se resolverá de alguna otra manera”. Asimismo, debes ser un buen compañero de trabajo y orientar cuando a alguien se le presente una duda. Cuando hayas aprendido la dinámica de trabajo a la perfección, recuerda que alguien te la enseñó a ti.

 

5 – Tu jefe no será tu docente

Si bien como acabamos de mencionar es importante que despejes todas tus dudas, eso es algo que debes hacerlo apoyándote en un buen compañero o en información en internet; pero recuerda que tu jefe no puede ser tu profesor, es decir que no es la persona quien tendrá el tiempo para enseñarte lo que no sabes. Claro que podrás encontrarte con jefes que sean verdaderos líderes de los cuales podrás aprender mucho, y debes aprovechar esta oportunidad, pero nunca “pasarte” e ir a consultarle cada duda que podrías despejar sin necesidad de interrumpirle.


Tags:

Lee también

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.