text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

El INTEC se adhiere al recuerdo del científico dominicano, el Dr. Erich Kunhardt, quien falleció el pasado lunes

      
Entrega del título Doctor Honoris Causa en Ciencias a Erich Kunhardt
Entrega del título Doctor Honoris Causa en Ciencias a Erich Kunhardt  |  Fuente: INTEC

El Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) expresó hoy pesar por el fallecimiento del científico dominicano Erich Kunhardt, doctor en Electro-Física, quien registró unas 14 patentes en Estados Unidos y se desempeñó como profesor de física aplicada y consejero del rector en el Instituto Politécnico de la Universidad de Nueva York (NYU).


Kunhardt recibió un doctorado Honoris Causa del INTEC en Ciencias en el año 2007, el tercer reconocimiento de este tipo que otorga la academia en sus casi 43 años de historia.


El primer Doctorado Honoris Causa fue concedido al doctor Eduardo Latorre, fundador y ex rector del INTEC y el segundo a Noam Chomsky, por su labor en defensa a los Derechos Humanos, a propósito de una visita que hizo al país en 2006.


“La partida de Erich representa una pérdida significativa para la comunidad científica nacional e internacional, lo valoro especialmente como una fuente de inspiración para la academia de nuestro país”, expresó el rector del INTEC Rolando M. Guzmán al referirse al deceso del científico dominicano.

 


Nacido en Montecristi en mayo de 1949, Kunhardt se mudó desde muy temprana edad a Estados Unidos donde cursó licenciatura y maestría en la Universidad de Nueva York y un doctorado en Electro-física de la Universidad Politécnica de Nueva York, donde luego impartió docencia.


Se desempeñó como decano de la Escuela Arthur E. Imperatore de Ciencias y Artes y "Profesor en honor a George Meade Bond" de Física en el Instituto Tecnológico Stevens, donde desarrolló su laboratorio de Física del Plasma eintrodujo el concepto de la “tecnogénesis”, que consiste en integrar equipos de profesores, estudiantes e industriales para desarrollar y comercializar nuevas tecnologías.


En 1999, Kunhardt impulsó la creación de la corporación PlasmaSol, sobre las bases de la tecnología plasma de descarga capilar de la presión atmosférica, la cual había co-desarrollado junto al doctor Kurt Becker, en el Stevens. Formó parte del grupo de investigadores que en el año 2005 vendió a Plasma Sola la compañía fabricante de productos médicos Stryker por 17.5 millones de dólares.


Durante su carrera, el dominicano recibió numerosos premios y reconocimientos, como un doctorado honorario del Instituto de Electro-física de la Academia Rusa de las Ciencias, Premio Tomás Edison en la categoría de patentes, y el Premio a la Excelencia en Investigación Científica de la Fundación Halliburton. En octubre del 2006, Kunhardt fue nombrado vicerrector académico (Provost) de la Universidad Politécnica de New York, uno de los puestos más altos alcanzados por un dominicano en una universidad estadounidense.

 

El reconocido científico falleció el pasado lunes 4 de agosto de 2014 en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos. Su partida se dio tras padecer distintos quebrantos de salud.


Tags:

Lee también

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.