Noticias

Cómo sacar buenos apuntes

      
Fuente: Shutterstock

Tomar apuntes en clase puede ser una manera muy efectiva de complementar el material de estudio, pero para que se trate de apuntes confiables debes saber cómo sacarlos. Además, al tomar apuntes estarás aprendiendo mucho sobre el tema, ya que para sacarlos deberás estar prestando atención y siguiendo el hilo conductor del tema que se está tratando. 

 

Lee también
» ¡Mejora tu rendimiento académico!
» Consejos para aprovechar mejor las horas de estudio

 

 

Los buenos apuntes requieren de seguir un proceso que se completa en tres etapas: el antes, el durante y el después de la clase

 

 

1 – Tomar buenos apuntes: el antes

 

Ir preparado a la clase es fundamental para tomar notas de calidad. Con "preparado" no nos referimos únicamente a que acudas con tu cuaderno de la materia y un bolígrafo que ande; sino que hayas estudiado el tema. Estudiar previamente la lección que se tratará en clase te permitirá saber que es lo más relevante de lo que se está diciendo; y de esta manera no incluirás en tus notas información que no sea relevante.

Un tip extra para tomar buenas notas es que en cada clase comiences una hoja nueva para tus apuntes y le incluyas la fecha, para saber cuándo fue tratado tal punto de un tema

2 – Tomar buenos apuntes: durante la clase

 

Durante la clase debes prestar la máxima atención posible, ya que si te distraes perderás fácilmente el hilo conductor y después, al revisar tus apuntes, verás qué poco entiendes y te costará encontrar la coherencia en tus notas. Una buena forma de obtener mejores apuntes es, además, participar en clase para despejar las dudas de lo que previamente has estudiado.


Aprende a utilizar abreviaturas, ya que te ahorrarán tiempo en el momento de escribir mientras el profesor va desarrollando la idea.

 

3 – Tomar buenos apuntes: el después

 

Los mejores apuntes también conllevan una etapa posterior a la clase. Si las dejas en pausa hasta la próxima clase con seguridad te resultarán confusos cuando vuelvas a repasarlos; por lo que lo mejor es que, cuando termina la clase, lo antes posible te tomes el tiempo de revisarlos y clarificar lo que no te haya quedado del todo claro.


Por ejemplo, es el momento de seleccionar aquello que no hayas entendido para poder preguntárselo al docente en la siguiente clase y de aclarar las palabras que hayas escrito tan rápido que no puedas entender, ya que si dejas pasar el tiempo te será más difícil recordar después.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.