Noticias

¡Mejora tu rendimiento académico!

      

Para rendir al máximo como estudiante hay algunas actitudes que puedes poner en práctica. Recuerda que poner un poco de empeño cada día será al final más liviano y efectivo que intentar aprender todo de golpe unos días antes de un examen o prueba. Chequea a continuación algunos consejos para mejorar tu rendimiento académico y elevar tus notas.

 

Lee también
» 5 consejos para preparar los exámenes finales
» 5 consejos para tener más fuerza de voluntad

 

1 – Aprovecha la clase


Cuanto más atiendas en clase más fácil será estudiar después de los textos y entender de qué está hablando el profesor en la siguiente lección. Los apuntes son muy buenas herramientas sobre las que apoyarte cuando estudias del libro después.

 

2 – Has un esfuerzo gradual


Estudiar un rato cada día, algo así como un par de horas, te librará de la angustia que puedes experimentar si quieres aprender en un día todo lo que no has aprendido en el correr del semestre. Además también te dará margen para repasar las lecciones que te cuestan más.

 

3 – Establece una rutina de estudio


Fijar horas de estudio y ajustarte a éstas es fundamental para que te lo tomes enserio. Además de ser puntual en los horarios una buena práctica es estudiar todos los días en un mismo sitio, y procurar que éste esté libre de distracciones.

 

4 – No procrastines


¿Has escuchado esta palabra alguna vez? Se trata de dejar siempre para después las obligaciones. Si te has decidido a estudiar entonces cumple con lo que te has propuesto y no lo dilates siempre con un “mañana empiezo”.

 

5 – Deja de lado las distracciones


Cuando vayas a estudiar no lleves contigo las redes sociales ni la televisión, el periódico, la radio o todo aquello que pueda distraer tu atención. Busca el sitio adecuado y deja a tu alcance solo los materiales necesarios. Es mejor que enfoques un buen rato tu concentración en el estudio a que estés 5 horas “estudiando” pero en realidad hayas pasado más de la mitad del tiempo chequeando tu perfil en Facebook.

 

6 – Organiza lo que tienes que hacer


Si tus tareas son varias y debes estudiar para más de una materia a la vez, comienza por la que tienes más dificultad, ya que en un primer momento es cuando estarás más atento y dispuesto a aprender algo nuevo; y al contrario deja lo más fácil o lo que más disfrutes para el fin de la jornada de estudio.

 

7 – Piensa en lo que te motiva a estudiar


Pensar que tienes que hacerlo porque “tus padres te obligan” o cosas del estilo te harán sentirte desganado, por lo que debes encontrar una motivación personal que te haga esforzarte. Claro que puedes pensar en una larga lista de cosas más divertidas que estudiar, pero piensa que el tiempo que inviertes hoy será un pilar en tu futuro. Y que además, si dedicas un momento al estudio cada día con constancia y esfuerzo como ya hemos visto, tendrás tiempo libre para disfrutar el fin de semana.

 

8 – Toma descansos


Tomar descansos mientras estudias es también clave para no saturarte el primer día. Cada un par de horas o cuando sientas que te está costando mantener la concentración es conveniente parar 10, 15 o 20 minutos para oxigenar el cerebro, ya que si estás cansado y atosigado seguramente te cueste más del doble comprender lo que estás estudiando.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.