Noticias

Como desconectar del trabajo y el estudio

      

Muchas personas tienen la idea equivocada de que un buen rendimiento está ligado a la cantidad de horas que pasan despiertos “haciendo cosas” durante el día; pero esto no es más que un mito que debe ser desterrado. Para ser eficientes, tanto en el estudio como en el trabajo y también para aumentar la calidad de vida, saber desconectar de las obligaciones y tomar buenos descansos es fundamental. ¿Pero cómo desconectar cuando existen tantas tareas pendientes? A continuación brindamos algunos tips que pueden serte de ayuda.


Lee también
» Cómo ocupar el tiempo si has hecho una pausa académica
» Conoce las diferencias entre la universidad y el trabajo
» Cómo cuidar tus ojos si estás demasiado tiempo expuesto a una pantalla


Cuando presentamos la nota sobre los 10 hábitos que afectan al cerebro hablamos sobre la importancia de dormir bien. Y es que sin un buen descanso las ideas no fluyen, bajas la motivación, la innovación, la creatividad y todas las herramientas que te ayudan a destacarte en lo que haces y lo que logras aumentar es el estrés y la insatisfacción. Chequea los consejos que te ofrecemos a continuación para desconectar del trabajo y del estudio y lograr que tu músculo más importante rinda más y mejor.

 

Tips para desconectar del trabajo y el estudio 

 

1 – Para desconectar debes dormir bien

Si cada mañana que te levantas te sientes tan o más cansado que al acostarte algo no está funcionando bien. O no has dormido lo suficiente o has dormido mal. Cualquiera de las dos opciones debe ser revertida, ya que si no duermes de forma correcta, durante el día estarás más estresado, irritable y falto de concentración, experimentando más molestias físicas y mentales que de costumbre; entre otras consecuencias negativas de no dormir bien.

 

2 – Para desconectar debes respetar el “no hacer nada”

No hacer nada no es una pérdida de tiempo, sino que al contrario es imprescindible en algunos momentos. Está comprobado que necesitamos descansos mentales, momentos en los que ni siquiera estemos viendo la tele o consultando el móvil y estemos al contrario literalmente no haciendo nada, permitiendo que nuestro cerebro se desconecte de todo lo que nos preocupa o hasta de lo que nos divierte.

 

3 – Para desconectar debes dedicar tiempo al ocio

Si bien el ocio en demasía no es bueno, en su justa medida es imprescindible para una vida plena y feliz. Si pasas la semana trabajando y durante el fin de semana no realizas ni una actividad de tu gusto – tan necesarias para “oxigenar” el cerebro- entonces el lunes por la mañana puedes sentir que has desaprovechado tu tiempo. También es necesario que te disperses durante la semana, realizando actividades que a ti te hagan sentir bien. No vamos a recomendar ninguna en particular porque tú seguramente ya sabes bien cuál es tu hobby. ¡Deja de relegarlo y dale un espacio en tu día a día!

 

4 – Para desconectar debes escuchar tu cuerpo y tus emociones

Escuchar tu cuerpo (cuándo tiene frío, cuándo tiene hambre, sueño, cuándo necesita descansar, activarse o cualquier sensación que estés experimentando) así como escuchar a tus emociones, es vital para mejorar tu vida. Para desconectar del estrés que supone la vida diaria, las exigencias laborales y académicas y todo el resto de las obligaciones que cada persona tiene, es fundamental que aprendas a conectar con lo que tu cuerpo y tu mente necesitan.

 

5 – Para desconectar propone actividades como el “after office”

Encontrar de vez en cuando momentos para compartir con los compañeros del trabajo pero en un ámbito que no sea el laboral es una buena forma de afianzar vínculos. Tener una buena relación con los compañeros de trabajo aumenta la motivación, por tanto lo bueno es que tomen estas instancias justamente para dispersarse y conocerse en sus gustos personales y no para seguir hablando sobre lo que ocurre en la oficina.

 


La desconexión según los expertos

Investigadores de la Universidad de Wisconsin descubrieron que existen algunas células nerviosas que suelen desconectarse durante breves lapsos de tiempo, en el momento que estamos realizando actividades que no necesitan demasiada atención. Esto es lo que se conoce con el nombre de “sueño focalizado” debido a que las neuronas que desconectan entran en un estado parecido al del sueño.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.